Y tu grito de libertad...... no será ahogado por la intolerancia